Blogia
Blog Personal de Itxu Díaz

Antonio Herrero, el lado justo de la noticia

Se cumplen diez años de la muerte de Antonio Herrero. Acabo de terminar de leer el libro de Luis Herrero. Rememorar de forma consciente y reposada muchos de los episodios políticos y periodísticos que rodearon sus últimos años de vida me ha servido para confirmar, una vez más, algunas cosas. Primero, que la memoria es muy frágil. Segundo, que en España no hay nada como morirse para recibir flores y aplausos, y que a veces hasta son sinceros y merecidos. Tercero, que el periodismo español vive sumido en el gran vertedero del poder desde entonces. Cuarto, que por supuesto que se le echa de menos. Quinto, que parece increíble el cúmulo de crueles anécdotas -y no tanto- que rodearon su muerte: desde la repugnante "condena" a Antonio de Aznar en La Moncloa ante el asombro de sus invitados, Luis Herrero y Federico Jiménez Losantos, hasta las bromas vitalistas de Antonio ("yo no voy a morir nunca, yo soy inmortal..."). Sexto, que muchos de sus "enemigos" supieron reconocerle su integridad y sus virtudes inmediatamente después de su muerte, aunque los más miserables optaran entonces por el silencio y hoy por continuar peleando contra quien ya no está. Podría seguir con el séptimo, el octavo y demás durante varios días, pero no es la intención de este apunte.

 

No existe ni puede existir otro Antonio Herrero. Pero su espíritu sigue guiando a algunos periodistas esparcidos por diversos medios de comunicación. Conmemorar a alguien como Antonio Herrero sólo para llorar un poco y preguntarnos otra vez cómo narices pudo morir de forma tan tonta alguien tan importante para tanta gente, no sirve de mucho. El verdadero homenaje a su memoria es que quienes se dedican, de una u otra forma, al periodismo tomen hoy lo mejor de su ejemplo. Es muy saludable ese ejercicio de pensar cómo afrontaría él tal o cual situación, porque en su capacidad de liderazgo brillaba especialmente la facilidad para saber cómo abordar los temas la actualidad sobre la marcha. Posicionarse siempre en el lado más justo de la noticia.

 

Nada más terminar el libro de Luis Herrero, “En vida de Antonio Herrero” he tomado una sabia decisión: volver a leerlo. Últimamente cuando un libro me gusta mucho o llevo tiempo esperándolo, leo demasiado rápido y paso por encima muchos detalles. Por eso lo estoy leyendo de nuevo, igual que la colección de artículos sobre Antonio Herrero “A micrófono cerrado”.

 

Se echa mucho de menos en Internet una buena fonoteca de los programas de Antonio Herrero. Yo que fui, quizá, uno de sus oyentes más jóvenes –nunca se sabe- pagaría por volver a escuchar muchos de aquellos programas, seguramente entendiendo ahora mucho más las razones de cada comentario y de cada noticia.

 

Tan sólo la COPE, Libertad Digital Televisión y algunos medios digitales han rendido homenaje a Antonio en el décimo aniversario de su desaparición. He escuchado todos los programas y ha habido momento muy emotivos. Voces –sus tertulianos- quizá alejadas de la radio que han vuelto a sonar, como entonces. También ha habido momentos muy tristes: hoy no podría tomarse la fotografía que recogía los rostros sonrientes de “aquella” COPE –heredera de aquella Antena 3 de Radio- y que figura en las páginas centrales del libro de Luis.  Algunos han muerto, es verdad. Pero el resto, a veces sin más motivos que esa estúpida vanidad que los enloquece, han puesto demasiada tierra por medio. Antonio Herrero era quizá el punto de unión y su recuerdo en el décimo aniversario debió estar por encima de adolescentes disputas impropias de la talla y experiencia de los periodistas implicados. Es un punto oscuro en unos días que se han vuelto un poco más felices porque la voz del “primero de la mañana” ha vuelto a sonar en la radio.

 

Dejo a continuación enlaces a algunos de los homenajes que he podido escuchar estos días. El de La Mañana, por ser su programa y por haber reunido a sus tertulianos es cita obligada, pero el que Enrique Campo –que trabajó en su equipo- le rindió en la noche del pasado jueves en A Cielo Abierto es uno de los programas más emotivos y bien hechos que he escuchado en la radio española.

 

- Presentación oficial del libro de Luis Herrero (aquí)

 

- Tertulia homenaje a Antonio Herrero (Parte I) (aquí)

 

- Tertulia homenaje a Antonio Herrero (Parte II) (aquí)

 

- A Cielo Abierto: especial Antonio Herrero (aquí)

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

copero -

Muy interesante también el libro "De la noche a la mañana" de Federico Jiménez Losantos
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres