Blogia
Blog Personal de Itxu Díaz

De nieto a abuelo

Es inevitable. Y hermoso. Cada verano muchos abuelos se ven obligados a comunicarse con sus nietos, a los que a veces no ven en todo el año. Los padres de las criaturas, gracias a la convivencia diaria, entienden mejor el lenguaje juvenil del momento, pero quienes no están acostumbrados a conversar con adolescentes durante todo el año pueden llegar al verano habiendo perdido lo que antes se llamaba “la onda” y ahora se llama “el rollo”, “la movida”, “la crema”, o “el tilín”. Puede que lo de “el tilín” todavía no esté muy extendido, pero créanme que es mejor que “el tolón”, que conocimos de niños gracias a una pesadísima vaca lechera que no era una vaca cualquiera.

El lenguaje de los niños y de la calle se mueve en espiral. Su evolución tiene forma de muelle. No conozco muy bien las razones, pero las palabras reaparecen varias veces antes de extinguirse y se muestran de forma intermitente antes de consolidarse. Nacen de cualquier idiotez televisada, como es sabido, y se conservan maravillosamente en el caldo de cultivo de nuestro actual sistema educativo.

Leer artículo completo en ECD.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres