Blogia
Blog Personal de Itxu Díaz

Insuperable: son y siempre serán los Estados Unidos de América

Ha sido todo un espectáculo el despliegue tecnológico en torno a las elecciones de los Estados Unidos. Internet ha mostrado su mejor cara para administrar y ofrecer de forma ordenada todos los datos y noticias que han ido brotando desde la campaña. En los principales medios americanos el despliegue tecnológico fue asombroso y los multimedia preparados para la ocasión fueron de auténtico lujo.

 

Podemos sacar muchas buenas conclusiones de estas elecciones. Ninguna de tipo racial, a mi juicio. Hablar de triunfos raciales es admitir y propagar al racismo. A la raza hay que obviarla siempre. Lo que hay, lo que importan, son las personas, no las razas. Pese a que la gran parte de los medios de comunicación españoles incidan hoy en practicar el racismo, pretendiendo precisamente erradicarlo. O eso se supone.

 

Una de las mejores lecciones que podemos extraer de las elecciones de hoy es precisamente ese despliegue tecnológico. Esa cobertura espectacular, en la que –es justo decirlo- tampoco se quedaron atrás los medios españoles. Pasar por la web de la CNN o por la FOX ayer era toda una clase de diseño, de proyección, de comunicación digital, moderna y multimedia. Una gozada para los aficionados al periodismo.

 

La otra lección de las elecciones norteamericanas parece más evidente, pero no menos importante. De hecho es más importante. Tanto el nuevo presidente, Obama, como el candidato perdedor, McCain, ofrecieron discursos de altísima categoría. Elegantes, emocionantes y prometedores. Hemos de suponer que en el futuro la realidad no será tan bonita, y saltarán ciertas diferencias. Pero de momento, el mensaje de Obama resume a la perfección la lección que deberíamos aprender en España, si nuestra repugnante clase política no nos lo impidiese una y otra vez.

 

Obama dijo que había entendido bien el mensaje que los norteamericanos han enviado “a todo el mundo” con sus votos: “Que no somos una colección de estados rojos (republicanos) o azules (demócratas). Somos y siempre seremos los EEUU de América".

 

Inmenso. Enorme. No sé si a partir de mañana se dará a la delincuencia, a la corrupción, a la extorsión, a la división, a potenciar el odio o a atacar las libertades individuales (esto último, si cabe, mucho más improbable que todo lo anterior), o si tal vez será un gran presidente. No lo sé, ni creo que nadie pueda saberlo hoy. La verdad es que se sabe muy poco sobre qué es realmente Obama. Tal vez por eso ha ganado. Pero aunque no sepamos lo que va a ser su futuro, hoy hay que reconocer que su primera declaración de intenciones es sobresaliente. La escribo de nuevo, porque aparte de acertada, fina y elocuente, puede también resultar una frase histórica: “No somos una colección de estados rojos o azules. Somos y siempre seremos los Estados Unidos de América".

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres