Blogia
Blog Personal de Itxu Díaz

Así de grande es Pepu

Hace poco supe que mi única y limitada vinculación al baloncesto reciente, como espectáculo deportivo televisado, fue culpa de Pepu. Él fue, en menor o mayor medida, en gran culpable de la última gran gesta de España en esa disciplina deportiva.

 

Me entero ahora de que lo han echado a la calle a las puertas de las Olimpiadas. La razón no oficial es simple: envidia. La razón oficial es insostenible, porque es inexistente.

 

Me caía bien en la tele, hace meses, en las primeras impresiones, el seleccionador Pepu. Y no me equivoqué entonces. Me ha bastado escucharlo en la radio esta tarde para saberlo. Toda su obsesión hoy no es que lo hayan echado vilmente a la calle cuando toda España está con él, después de todo lo que ha logrado, y después de llevar meses preparando las próximas Olimpiadas. No, eso no entra en sus principales preocupaciones, o al menos esa es la imagen que intenta dar. Su única preocupación, asegura una y otra vez, es que el equipo no se resienta. También ha dicho que el nuevo seleccionador podrá contar con él para lo que necesite, que la ayudará en lo que quiera. No ha habido ni una palabra de rencor en media hora de entrevista, en un día en que su orgullo ha sido pisoteado por una panda de incompetentes.

 

Y es que así de grande es Pepu. Así de miserable el envidioso que lo ha puesto en patitas en la calle.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres