Blogia
Blog Personal de Itxu Díaz

Tío Google y el caos

Reina el caos en Internet. Casi tanto como reinaba cuando todo esto lo poblaban trogloditas. Antes de que les diera tiempo a organizarse, quiero decir. Porque luego ya sabemos cómo ha terminado la película, con ciudades enteras convertidas en líneas,  cuadrados y angustiantes formas geométricas. Tan angustiantes como necesarias, supongo. Pero ¿cuánto tiempo aguantaremos este caos virtual? Tal vez la Red evolucione antes de lo previsto –casi seguro- y nos enfrente a nuevos retos antes de que podamos asumir lo que tenemos ahora. Pero Internet es un exceso en sí. Hay de todo, dicen. Y es cierto. Incluso hay demasiado, hay cosas que sobran. Y que haya no es lo malo, lo malo, hoy, lo veo en el desorden.

 

Consideraríamos un defecto que Internet sea un exceso en sí, sino fuera por la connotación evidente de la palabra “defecto”. Algo que choca con la siguiente afirmación: el caos de la Red abriga precisamente su virtud, muy cercana a la libertad y a la inmediatez, e incluso a la igualdad. Sí, ya sé que todas esas características -libertad, inmediatez e igualdad- deberían entrecomillarse si hablamos de Internet, y especialmente de Internet en todo el mundo. Y esto de Internet en todo el mundo parece una reiteración innecesaria.

 

El problema es que todo este caos, de momento, lo arregla como puede el tío Google y algunos sobrinitos que, de vez en cuando, plantean otras propuestas interesantes. Pero ahora que el acceso a Internet, en algunas zonas del mundo, empieza a ser similar al acceso al aire o a la luz del sol –mayoritario, pero no total- las consecuencias son caos y más caos. Y excesos. Exceso de héroes, exceso de villanos, exceso de listos, exceso de tontos. Exceso de emprendedores, de vendedores, de compradores -¡nunca suficientes!, claro- y de lo que queramos. Visto así parece terrible, pero no lo es tanto. Al fin y al cabo, está abundancia significa más y más para elegir. Y eso es bueno.

 

Todo esto tiene que llegar a buen puerto, y el caos de Internet es, para lo bueno y para lo malo, garantía de libertad e incluso de independencia. Reina el caos en Internet y, quizá, esa es la mejor noticia posible. Cada vez más caos, cada vez más Internet. Tío Google no da abasto.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres