Blogia
Blog Personal de Itxu Díaz

Lo digital en pañales

Todos los que andamos con el hocico parcial o totalmente metido en alguna andadura virtual, digital o como quieran llamarla, atravesamos días difíciles. Hace dos días no existíamos para el gigante convencional -el mundo real, los periódicos de papel, las barras de los bares- pero ahora, ¡cielos!, todo ha cambiado. Ahora existimos y hasta somos interesantes. Tras esa primera reacción -especialmente en el mundo de la comunicación profesional- y ese gesto de defensa como gato panza arriba, el gigante convencional ha comprobado lo que dice la tradición: si no puedes... únete. Bochornosa tradición, por cierto, aunque acertada en este caso. Ahora "los digitales" recibimos el cariño del mundo convencional, el cariño interesado, claro. Al margen de todas estas guerras donde a muchos no se nos ha perdido nada, debemos hacer un esfuerzo en comprender que asistimos aún a los primerísimos pasos de la masa virtual. Los diarios digitales, las radios por Internet y todos esos proyectos todavía babean en la cuna. Sin embargo, todo el terreno cedido hoy será irrecuperable mañana. Todas aquellas cosas que queden establecidas hoy -pongamos, por ejemplo, que se pone de moda cobrar por leer cualquier edición informativa digital- quedarán incuestionables en el futuro. Pocos años han pasado desde que brillan los televisores en España y las posibilidades de innovar son casi nulas. Así, así muertos e inmóviles, terminaremos todos en este mundo tan virtual y tan sin fronteras. Por eso es importante caminar con pies de plomo y poner las cosas en su sitio, en buen sitio, en estos años que estamos viviendo, rodeados de jovencísimos proyectos -y profesionales- de comunicación digital. Si algo se tuerce por desinterés o por inconsciencia no habrá queja justificada: que nadie diga que no nos lo avisaron a tiempo.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres