Blogia
Blog Personal de Itxu Díaz

¡Que se pudran las máquinas!

Cuando escribo esto, aún es un poco "miércoles", pero no he podido pasarme por aquí antes de las 00:00, pistoletazo de salida del jueves. Hoy ha sido un duro, intenso y cargado día lleno de problemas informáticos. Los que conocéis a que dedico las horas del día, comprenderéis que la magnitud de las dificultades técnicas que he padecido hoy son algo más que un problemita cotidiano con el Word o similar. Suerte que tengo a mi consejero, D, que me ha ayudado a salir de la ruleta indescifrable de los errores de los malditos servidores de la Red.

Cuando uno está tanto tiempo delante del ordenador intentando solucionar algo irracional, abstracto e incomprensible acaba mal. Mal de la cabeza, se entiende. Así que imagino que hoy soñaré cosas raras.

Hace un par de semanas, cuando migramos el servidor de Popes80 al nuevo pasamos horas y horas frente al ordenador (D y yo) resolviendo dificultades cada cual más friqui, me gusta escribirlo mal. En fin, fueron más de 48 horas en plan Gates, Bill Gates. Pero no el Gates de las presentaciones azules ultramodernas de Microsoft, la gomina y las sonrisita, sino más bien el Gates adolescente, cuando los pantallazos azules irreparables los sufría, no como ahora, que los fabrica. Eramos dos Gates en plan Gladiator. Así estuvimos horas...

Recuerdo que la noche en que logramos solucionar todo y popes comenzó a funcionar de nuevo, tuve pesadillas. Pesadillas post-traumáticas. Soñé con enormes IPs que me perseguían, con servidores voladores que me lanzaban cartuchos de tinta recargables y que la policía me detenía en la autovía por exceder la tasa de transferencia de bytes. Entonces entendí lo bien que hice al no estudiar la carrera de informática.

Dicen que el tabaco es perjudicial para los pulmones, pero ¿qué decís de la informática? ¿Acaso no están enfermos muchos de nuestros queridos y necesario informáticos? ¿Acaso los chips no perjudican seriamente la salud mental? Los informáticos están mal, se les va la cabeza, ¡no me extraña!

Si yo en 48 horas de dedicación exclusiva a la informática más profunda y abstracta, sueño con módems asesinos y manifestaciones de Kbytes indignados (cantando el "No a las Megas"), ¿cómo pueden terminar esos pobres hombrecillos tras cuatro o cinco años de profundización en la materia?

Al final es gracioso, porque después de tantas horas de resolver problemas complejísimos ya te cabrea cualquier cosa. Por ejemplo, le recriminas al botón derecho del ratón que tarde tanto en abrir su ventanita. Claro, si lo piensas fríamente, el pobre botón derecho debe estar flipando contigo. Pensará "coño, ¿te pasas la vida cliqueando al izquierdo y pretendes que yo esté al loro por si un día se te antoja hacerme un guiño? Después de dos años sin recibir ni un amago de clic de pronto quieres que salte a una final en plan Munitis...". Y tiene razón. Los botones derechos del ratón suelen tardar un montón en ejecutar las órdenes, pero es que normalmente tampoco nadie les da la vara. Viven a su bola. En su mundillo. Yo creo que se llevan bien con la pelotita del ratón, pero sólo es una intuición, no es una opinión demasiado fundada. Pero vamos, que después de tantas horas te cabrea cualquier cosa. Incluso tus propios errores.

No sé si os habrá pasado. Pero después de horas frente a la pantalla, enfrascado en algún asunto, es fácil que tu vista se vuelva borrosa y tu capacidad y precisión al manejar el puntero del ratón y coordinarlo con el dedo índice puede verse mermada. Entonces, estás intentando abrir, por ejemplo, el Internet Explorer y, sin querer presionas el icono contiguo. Pregunta del millón: ¿Por qué siempre que te equivocas y sucede esto, acabas haciendo clic en el programa que más tarda en cargar o, en su defecto, en el único que siempre se cuelga y provoca un error de protección general?

Cuando le estás dando (el primer clic) sabes que ya no hay remedio, lo ves cómo a cámara lenta, sabes que la estás cagando... pero lo aceptas con resignación. Y cuando ves que te está abriendo el... Acrobat Reader... ¿qué cara se te queda? Los segundos te parecen minutos y tratas de hacer razonar al PC, craso error: "¿para qué abres algo que vas a tener que cerrar ahora? ¿No ves que es tontería abrir pa cerrar...?" Pero es inútil, no te oye. Y si te oye, no entiende. Y si te entiende, no sabe como solucionarlo. Y si no sabe como solucionarlo, saldrá por lo seguro, con lo que sabe que no queda mal: se disculpará con un pantallazo azul y irreversible made in Gates, Bill Gates.

En fin, estataba revisando lo escrito hasta ahora y creo que es un buen momento para abandonar el relato. Definitivamente, me siguen afectando a la cabeza los días de "servicio técnico-informático". Menos mal que es algo que sucede cada muchos meses, aunque menudo mes de abril llevamos con este asunto!!

Por suerte, a pesar de que en principio en Galicia no hay puente, espero ser una excepción y poder disfrutar de unos días festivos a partir del viernes. Ya saben, campo, playa, solete, brisa marina, siesta, lecturas atrasadas... ¡¡todos menos máquinas!! Que se pudran las máquinas.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres